Mi irreverente opinion sobre la Disidencia Cubana

Para empezar debo declarar que llevo un montón de años viviendo fuera de Cuba pero me mantengo actualizado de lo que sucede en la isla con lo que me cuentan mis amigos y familiares que van de visita a la isla, a través de las llamadas a la familia que aún queda y por los relatos de los recién llegados. Por extraño que parezca a veces me sorprendo de que debido a esta variedad de fuentes de información, estoy mejor informado que muchos recién llegados.

A pesar de esta limitada información hay algo en lo que casi todos coinciden y es que la situación económica y social del país es cada día peor, de que a pesar de las magras reformas que se han intentado implementar nada cambia en realidad y la inmensa mayoría de la población está descontenta.

Un europeo o un latinoamericano pensarían que en estas condiciones sería lógico que ese descontento se manifestase de alguna manera visible pero los que hemos vivido la mayor parte de nuestras vidas en la isla sabemos que eso no funciona así allá. Es tal el nivel de desilusión y desconfianza en las instituciones que el cubano ha optado por practicar una “doble moral”, es decir, decimos una cosa delante de los funcionarios del gobierno o del partido y otra totalmente distinta cuando estamos en confianza entre amigos y familiares.

La única vía que la inmensa mayoría de los cubanos creen que pueden resolver su situación es a través de la emigración, especialmente hacia los Estados Unidos. Los cubanos prefieren, paradójicamente, arriesgar sus vidas en ese intento que enfrentarse al régimen. ¿Por qué? Creo que es porque el cubano ha sido programado para esperar todo del gobierno y no cree en la posibilidad de cambios, han visto transcurrir más de 50 años sin que suceda nada y que todos los intentos terminen en fracaso

Sin embargo si existe un grupo de personas que si han tenido el valor (o al menos el incentivo) de enfrentarse al régimen y salir a las calles a demandar cambios pero desgraciadamente este grupo de disidentes no han sabido, según mi opinión muy personal, trazarse una estrategia coherente para realizar dicha oposición.

No es mi intención aquí analizar la historia del movimiento disidente dentro de la isla pero si es mi intención explicar porque creo que son tan inefectivos en su labor. Es increíble que cuando pregunto a los recién llegados qué saben sobre la disidencia en su barrio o ciudad, la respuesta es casi siempre la misma: NADA o muy poco.

Para ser honesto yo tampoco los conozco bien aunque hay algunos nombres que resaltan por la frecuencia que hablan de ellos en los medios aquí en Miami pero lo que sí sé es que la disidencia cubana tiene problemas para comunicar su mensaje y de impactar la sociedad cubana con fuerza.

Creo que esto se debe a que la disidencia está cometiendo varios errores garrafales que limitan considerablemente su influencia en la sociedad cubana, errores que pasaremos a analizar en el próximo articulo

 

¿Cuáles son, en mi irreverente opinión, estos errores?

  1. Fraccionamiento, desunión y protagonismos personales
  2. Su alianza financiera con gobiernos extranjeros.
  3. están promoviendo el mensaje equivocado
  4. tácticas de “lucha” intrascendentes y hasta banales
  5. no saben promoverse
  6. falta de estrategia a largo plazo

¿Por qué afirmo esto? Por las siguientes razones:

Primero que todo quiero aclarar que esta lista no está en orden de importancia pero sí destacar que cada uno de ellos tienen, en un mayor o menor grado, una directa interdependencia entre sí.

1.   Fraccionamiento, desunión y protagonismos personales

Es notoria la falta de unidad entre los grupos disidentes, se sabe que existen varias decenas de agrupaciones y cada una de ellas está compuesta también por unos pocos miembros por lo que la actuación individual de estos grupos tiene muy poco impacto en la sociedad. Por otro lado lo peor del caso es casi imposible, a pesar de algunos esfuerzos realizados, de lograr que es grupos se unan en un frente común.

El gobierno ha logrado convencer a la población que esta desunión y desconfianza se debe al hecho de estos recibir pagos en dólares por cada acto público que realicen lo que les hace perder seriedad y prestigio y por ende ser vistos con desconfianza y desprecio.

El conocido también el papel que la Seguridad del Estado ha jugado en esto al infiltrar estos grupos e incitarlos a este comportamiento desorganizado y callejero. Han logrado exacerbar las desavenencias entre las diferentes agrupaciones y las actitudes personalistas en la que pareciera que todos quieren ser Caciques y nadie quiere ser Indio (y por ende tener mayor acceso a la fuente de financiamiento) y así no hay movimiento que progrese. Es evidente que aún no ha surgido un líder lo suficientemente inteligente, honesto, carismático, y confiable que sea capaz de agruparlos.

(Ver artículo EEUU pierde confianza en disidencia cubana: WikiLeaks)

Este es, en mi opinión, uno de los errores más grave que está cometiendo la disidencia cubana.

2.   Su alianza financiera con gobiernos extranjeros

En su afán de encontrar apoyo a su causa, la disidencia cubana buscó ese apoyo en diferentes gobiernos extranjeros y aceptó, de muy buenas ganas, los ofrecimientos de “ayuda financiera” de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana.

La disidencia cubana entro ciegamente en este pacto sin pensar en sus consecuencias. Si una potencia acepta brindar su apoyo, es lógico pensar que esperen algún tipo de beneficio a cambio por lo que, antes los ojos de todos, la disidencia acepto entregar la soberanía de nuestro país a dicha potencia a cambio de unos pocos dólares y eso solo tiene un nombre. El solicitar la intromisión de una potencia extranjera en los asuntos internos de un país siempre será visto como una actitud entreguista y quienes la solicitan serán siempre vistos como mercenarios y traidores.

Yo, como cubano, estoy totalmente en contra de la actitud tomada por la disidencia cubana porque la oposición al régimen político imperante debe ser un problema a resolver por los cubanos, especialmente por los que viven en la isla, y debe ser resuelto sin la participación de terceros y mucho menos de los Estados Unidos. Nuestra tradición mambisa nos hace muy sensible a situaciones como esta por lo que con esta acción la disidencia perdió el poco prestigio y credibilidad que tenía.

Esta relación con la Oficina de Intereses de EU en la Habana le dio el motivo perfecto al gobierno cubano para acusar a la disidencia de mercenarios pagados por una potencia extranjera y lo sucedido en la Primavera Negra no fue más que la consecuencia lógica de ello.

Existen otras vías para buscar los recursos necesarios para el sustento propio y de la actividad opositora, pero son vías que conllevan a un sacrificio real y sin beneficios alguno, basado solo en el convencimiento de la justeza de la causa en las que están involucrados y me parece que no hay muchos que estén dispuestos a seguirlo.

¿Cómo lograrlo? Con solo estudiar e implementar las mismas tácticas que utilizó el movimiento rebelde para recaudar fondos y exponerlo de forma clara.

Para que la gente escuche sus argumentos, la disidencia tiene que ganarse la confianza, el respeto y la admiración de la población y eso solo lo van a lograr cuando corten sus lazos de dependencia con el gobierno norteamericano. Renunciando públicamente a esta relación la disidencia le garantiza a la población de que las acciones son basadas en convicciones honestas y por decisión propia y no inspirada en un plan de beneficio monetario.

3.   Están promoviendo el mensaje equivocado

Hasta el día de hoy, 20 de febrero de 2017, cada vez que veo los videos de los grupos opositores estos están en la calle gritando “Libertad, Libertad”, “vivan los derechos humanos” o “liberen los presos políticos”. Aunque no dejo de reconocer que hay que tener valor personal para realizar estas acciones no creo que estas consignas vayan a ayudarle mucho a ganar el apoyo popular que necesitan para el cambio ni para su causa.

¿De qué Libertad están hablando? ¿Qué son los Derechos Humanos? ¿Hay presos políticos en Cuba?

Darle respuestas a estas preguntas es a lo que deberían enfocarse a dar a conocer a la gente. No voy a ser yo desde el extranjero quien les va a decir cómo deben de hacer su trabajo, eso sería demasiada prepotencia de mi parte pero sí que el mensaje que están promoviendo se diluye con tantas repeticiones sin explicaciones. Expliquen a qué libertad se están refiriendo, si libertad de movimiento, de palabra, de agrupación, etc. Expliquen qué son los Derechos Humanos y como estos son muchos más que los que el gobierno dice asegurar. Expliquen cómo los disidentes son obligados a violar las leyes por los mecanismos que usa el gobierno para negarle las licencias para trabajar por cuenta propia o las ofertas de trabajo que nadie estaría dispuesto a aceptar.

¡No griten tanto y denle chance a la gente a ESCUCHARLOS!

Cuando sean capaces de explicar de forma clara y argumentada en qué consisten sus propuestas, por qué quieren cambiar el sistema político del país, de por qué su propuesta es mejor que el actual sistema, cuando puedan explicarle a la población de qué derechos están hablando y como la violación de esto les perjudica directamente a ellos entonces, y solo entonces, el pueblo comenzara a tomarlos en serio. Y el gobierno también porque a partir de ese momento se darán cuenta que Uds. se estarán convirtiendo en una amenaza real para ellos.

4.   No saben promoverse

La inmensa mayoría de las personas con la que he conversado sobre esto me dicen siempre lo mismo: gritar y escandalizar en medio de la calle llama la atención pero no atrae a la gente a incorporarse. La gente va más por el espectáculo de ver qué pasa que por el mensaje de los disidentes y entienden cuando le explican que los están deteniendo por alteración del orden público y no por su mensaje “contrarrevolucionario”.

Sé que en Cuba existen innumerable restricciones para todo y especialmente aquellas para evitar darle espacios a la disidencia para manifestarse pero, si realmente quieren dar una imagen pacifista y no violenta, entonces eviten darle la oportunidad a la policía para que los arresten. ¿Cómo? Eso yo no lo sé, Uds. son los que conocen mejor que yo las leyes de allá y sabrán cómo, cuándo y dónde hacerlo.

Si dejaran de escandalizar en medio de la calle gritando solo consignas y se enfocaran más en los problemas internos como seria protestar contra las leyes que afectan directamente a la población, especialmente contra todas esas leyes restrictivas que hacen el día a día tan difícil para el cubano común y corriente, quizás entonces verán que los que antes solo iban a observar el show, vayan ahora a ver cuál es el nuevo mensaje que Uds. les llevan.

Muchos dicen que su mensaje esta desvinculado con la realidad cotidiana y con los intereses de la juventud. Temas como la rebaja de los impuestos a los cuenta-propistas, depuración de las filas de inspectores para reducir la corrupción, acceso a las materias primas a precios asequibles, etc. Eso y muchos otros son los temas que se pueden enarbolar como causas que los vincularían con los problemas diarios y que son la base del cambio político que se necesita en el país.

Otros dicen que estos temas no atraen a la disidencia porque no son políticamente  interesantes para el gobierno norteamericano y por lo tanto no les reporta ningún beneficio financiero a ellos. Si estos es cierto entonces la disidencia cubana está condenada a desaparecer sin penas ni glorias. Mientras tanto, y mientras no cambien de actitud, está condenada a seguir sufriendo la burla y el desprecio del pueblo cubano.

5.   Falta de estrategia a largo plazo

Es en mi opinión que muchas de estos errores están dados porque estos grupos no tienen un plan estratégico a largo plazo que indique, de forma clara, cuál es su propósito y cómo quieren lograrlo. No explican ni destacan las diferencias entre el actual sistema y el que proponen. Si importante es destacar los errores del gobierno más importante es destacar como resolver la situación y darle esperanzas a la población de que solo con su ayuda se puede resolver los problemas.

La lista esta muy lejos de estar completa y mucho menos de ser exhaustivamente analizada y estoy seguro que muchos podran aportar muchos otros errores y razones, ya sea a favor o en contra.

En mi próximo artículo escribiré las conclusiones a las que llegué en este análisis.

Conclusiones

Este escrito no tiene la intención de erigirse como una guía para la acción disidente ni mucho menos, este escrito es, en mi opinión, solo un análisis de como muchos cubanos, tanto adentro como afuera de la isla, percibimos a la disidencia cubana.

Como soy cubano, sé que muchos van a gritar y denigrar contra este escrito y atacaran mi persona SIN RESPONDER A LAS CRITICAS AQUÍ EXPRESADAS. ¿Saben por qué? porque ese es el modo de defensa que ha asumido la sociedad cubana de hoy, ya sea un funcionario del gobierno, o del partido, o un diplomático en el extranjero o un cubano cualquiera en cualquier calle de barrio o pueblo de la isla, se escudan en la descalificación y la ridiculización personal del que se atreve a criticarlos sin responder a las acusaciones hechas. Asumen las críticas como ofensas personales y aunque saben que son ciertas, no las quieren reconocer porque no aceptan que nadie los “ataquen”. El caso es aún peor cuando la crítica es hecha por alguien de “afuera”.

Como esta actitud defensiva es generalizada entre los cubanos, la situación se convierte en un círculo vicioso cuando el que critica recibe el “ataque” del criticado. Ambos se enfrascan en ataques personales de forma violenta que hace que los errores mencionados se pierdan en el calor de la pelea. La “ofensa personal” es saciada pero la forma de ayudar a la nación se pierde en batallas intrascendentes

Esa es la razón #1 de la desunión entre los cubanos.

No será hasta que aceptemos que cometemos errores y que permitamos que alguien nos los señalen, que la disidencia dará los primeros pasos para darle a los cubanos algo distinto, muy diferente a lo que se ve todos los días, ese será el día que podrán mostrarle a todos su madurez política, dignidad personal, cordura, seriedad, tolerancia e inteligencia. Será el día que el pueblo podrá pensar que quizás Uds. se merecen su confianza y su apoyo y comenzaran, finalmente, a ser tomados en cuanta por el régimen.

Sin embargo, no dejo de pensar en algo que un cubano recien llegado a Miami me comentó y que me hace preguntarme seriamente ¿Estarán pecando de ingenuos los disidentes cometiendo errores garrafales como los expuestos y ser tolerados paternalmente por el gobierno o estarán actuando premeditadamente como lo hacen para evitarse arriesgar sus vidas y seguridad personal en un enfrentamiento real con el gobierno?

¿Cuál es la verdadera razón?

No conozco la respuesta pero lo que si se es que mientras todos estos dime y diretes toman lugar entre los disidentes, la patria se ahoga y nuestra juventud se desespera mas cada dia y prefiere arriesgar sus vidas en las selvas de centroamerica o en el estrecho de la Florida y cada una de esos muertos son responsabilidad directa tanto del regimen como de la disidencia desunida .

 

The “Conquests of the Cuban Revolution”, myth or reality?

For decades, the Cuban government has tried to justify its permanence in power by arguing that they are the only ones that can guarantee the preservation of the “Conquests of the Revolution”; they affirm that, without the PCC, socialism and the “Revolution” there would be no equality and no social justice in Cuba
Any change that does not include them would be to return to the savage capitalism that existed before 1959.
The mentioned conquests could be summarized in:
• Independence from the corrupt influence and economic submission of the United States,
• adequate social security
• education and healthcare for all,
• make the peasants owners of their lands,
• provide employment for all,
• eradication of social classes,
• eradication of racism
• social equality for women.
All these are aspirations that Humankind has always sought and it is true that in the first years of the revolutionary process were implemented but the atmosphere of confrontation between Cuba and the United States first and then in the middle of the complex world situation during the so-called ” Cold War “, led to the imposition of restrictive and repressive policies and laws in which the State restricted all individual rights for the sake of ” Defending the Revolution “and maintaining those conquests.
The state assumed a “paternalistic” role, provided everything the population needed and punished those who did not “thank” what they did for them, the “ungrateful” who did not want any help from the government and those who questioned the purity of their intentions. All these ungrateful people were called: counterrevolutionaries, worms, stateless people, enemies
The US embargo, the lack of efficiency of the economy and the heavy investment in military and “internationalist” activities consumed much more than what the country produced. The available resources were not enough to cover the food and social needs implemented.
All the so-called “Conquests” could only be implemented by the generous Soviet subsidy that lasted from 1961 until the moment the USSR disappeared in December 1991. Without this help, all the “social advances” were affected to the point that many of them only exist symbolically today.
In 1992, the so-called “Special Period” began in Cuba (euphemism for the worst economic crisis that Cuba has ever experienced) and, as we mentioned earlier, all social services were affected. Socially and economically, time was reset, and Cuba returned to 1899.
The national production fell precipitously, especially agriculture and a huge number of people are unemployed or are kept in their positions without practically producing anything (ghost positions), while others are sent to their homes indefinitely with 60% of their salary (interrupted worker). It is important to emphasize that this worker could loose his subsidy if he refused to accept a job offer, whose offer could be in an activity very different from his or be located outside his locality, provided that he was within his province.
It is at this momment that the State takes the decision that would change the course of the Revolution forever: it allows the dollarization of the economy and encourages the influx of foreign investment, especially in tourism. From this moment on all efforts will be aimed at maintaining the Status Quo unalterable betraying all the principles that the Revolution had up to that moment defended. All the scourges of the past returned unmasking, at one stroke, 30 years of useless sacrifices.
“The Cuban Revolution” tried to make the Cuban people believe that everything was fine, that the fault was not “socialism” but the enemies of the revolution. The “Historical Generation” never assumed their responsibility in the economic disaster and they clung to power by all means, by increasing the use of repression.
It is true that “socialism” managed to stay in power, but at the cost of the suffering of the Cuban population and a profound change in the idiosyncrasy of the Cuban people. Cubans that came to age or were born after 1992 does not behave like the previous generations.
An impartial analysis would show that the problem is not only economic but primarily political in its essence due to the government’s reluctance to implement measures of decentralization of the economy and to relax its control by the fear of the ruling class (“Historical Generation” ) of losing power.
Dollarization and the boom of Latin American and European tourism led to the entry of social scourges that had been eliminated since 1959 such as prostitution (jockeys), games (the ball), heavy drug use, and begging. A double economy was created: the official one, very controlled, poor and inefficient and the black market with exorbitant prices, a great variety of products and adaptable to the circumstances. A massive exodus of professionals towards more lucrative professions began, that is, to jobs related to tourism.
The lack of opportunities, as well as the lack of hope for a better future in the immediate (they have been deceived for almost 60 years with the promise of “Sacrifice now to have a better future” latter) is the main cause that thousands of people, especially young people, are migrating to any part of the world at any opportunity they get. They are Cubans who do not feel encouraged and who have stopped believing in the government’s promises. They decided to achieve their dreams for themselves, but for the government, they are just “ungrateful” who have betrayed their homeland when the revolution need them the most.
What can we do with a healthcare system that covers the whole country but is in worse conditions that in 1959, that does not have enough medicines for his patients, nor sheets for the few remaining beds, or where the operating rooms are contaminated and there are patients who die from “unknown” causes, or where the best hospitals are dedicated to attending foreign patients who pay with dollars, or that most of their best professionals are leaving the country, or emigrate or signing up to work abroad to improve their economic condition. To eliminate all these issues, isn’t why a Revolution was made?
What can we do with an education system that does not have enough trained personnel or adequate facilities, or the necessary pencils, books and notebooks. What can we do with an educational system that spends more time on “political” activities than on education and whose main subject of study is to inculcate an ideology that is foreigner to us?
What can we do with a Social Security System that barely provides the elderly with the minimum necessary to survive and provide no extra attention or help. The little extra help they can find is what they can afford for someone to take care of them or accompany them.
What can we do with a low level of infant mortality when our children, lack almost everything, when their food supply is so precarious and is a constant challenge for their parents?
The people who best manage to cope with current economic situation are those who have family abroad and receive money from them on a regular basis. These Cubans, who overwhelmingly left illegally, are the same people that the regime called “traitors” and “enemies of the fatherland” and now, with the money sent to their families, has revived the social division of extreme classes, the same division against which the “Revolution” had fought before.
Supposedly the social classes were eliminated in 1959 but in fact in Cuba there is the following division:
• the working class: those who live on their salary and who barely it reaches to live,
• the “masetas” and “merolicos”: they are those that sell to the workers the goods bought from the bureaucrats,
• the bureaucrats: they are those who administer the resources of the State as their own and finally
• the leaders (of the State and of the Party): they are the ones who run the country as if it were theirs.
We all know, despite the words of the regime, racism has never completely beeing eradicated, women are still victims of violence. When domestic violence and rape happen, the police do not take these crimes seriously and only intervene in cases of “public scandal”. The levels of violence and crime have skyrocketed and continues to grow, street fights in public events are frequent, daylight theft is frequent and administrative corruption is more rampant than ever.
What can we do with the best agricultural land that no longer belongs to farmers since 1962 and is currently untapped despite the new lease law. The “Revolution” took the land from the landlords and gave it to the peasants, but shortly afterwards they took away half of it and forced them to “cooperativize” and sell only to the State what little they produced. The abandonment of the field has been a constant since that time and today there is hardly any peasant class.
What can we do with a politicized university that expels young people for expressing their political opinions that are different from those of the government even though the Constitution establishes that Education is for all without distinction.
What can we do with a university career that does not interest you because your GPA was not high enough to obtain the one you wanted?
What can we do when we are forced to spend 3 years of Social Service in a job that we don’t like, in a job that never interested us because it was not what we wanted to study?
The so-called “Conquests of the Revolution” no longer represent true achievements because, after almost 60 years, they have not yet been able to materialize. It is way too long to wait for a promise.
The “Revolution” has long ceased to be a revolutionary movement and It became an elite club formed by those who led that movement in the old good days and who today are called “Los Históricos”, a group of generals who have been in power for almost 60 years, and who have tried to keep alive a system that, all this time, It proved that it does not work and that it has been the cause of the poverty of the Cuban population.
The main problem of the Cuban system is the centralized economy and the lack of economic and individual freedom to decide their own destiny.
The Cuban problem is not the United States, is the State interference in the life of Cubans.